DERECHOS DE LOS AUTONOMOS SOCIETARIOS A LA TARIFA PLANA

La Justicia viene reconociendo que los autónomos societarios también el derecho a las bonificaciones para los restantes autónomos no societarios.

 

La tesorería de la Seguridad Social hasta ahora lo venía y lo viene negando.

 

Los argumentos esgrimidos por la Tesorería resultaban bastante endebles y la justicia los ha ido tumbando.

Son ya varios los procesos judiciales que han dado la razón a autónomos societarios que han reclamado el pago de las cantidades ingresadas en exceso.

 

Pero La Seguridad Social aún lo sigue negando, a pesar de que los tribunales les quitan la razón.

Si una persona se ha dado de alta como autónomo societario, con fecha posterior al 24 de febrero de 2013, tendrá la posibilidad de reclamar a la Seguridad Social las cantidades pagadas de más por no aplicación de las bonificaciones. Los importes podrían llegar hasta 3.700 euros. El Estado estaría en la obligación de devolverle esta cantidad de dinero con intereses.

Los tribunales vienen dando la razón a los empresarios que reclaman, al entender que este tipo de autónomos (los autónomos societarios) tienen derecho a que se les aplique las misma bonificaciones y reducciones que establezca la norma para los emprendedores y la creación de empleo. (tarifa plana).

Tanto el TSJ de Galicia (sentencias 211/2015 y 327/2015) como el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (sentencia 52/2015), vienen fallando en el sentido indicado los respectivos recursos contencioso-administrativo interpuestos  frente a las resoluciones dictadas por la Seguridad Social, que rechazaba la aplicación a estos autónomos societarios de las ya comentadas bonificaciones y reducciones, que venían recogidas en el artículo 1 de la Ley 11/2013 de 26 de julio.

En general la justicia viene entendiendo que la TGSS no puede excluir de su aplicación a aquellos autónomos societarios que la propia normativa no excluye en ningún momento, y entiende que procede su aplicación a los autónomos societarios.

Pero en la actualidad en muchos casos sigue siendo necesario acudir a la vía judicial. Dependiendo de la Administración que a usted le corresponda, dicha Administración puede denegar, en primera instancia, su solicitud. Llegado el caso, habría que recurrir dicha resolución, que podría ser de nuevo desestimada, e incluso podría darse la situación de que hubiera que acudir a los Tribunales.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *